20 julio 2012

Crónica del último fin de semana del año- parte dos

(Apoyo Queer y Borracho)
11:12pm: Karlomagno le informa al Motro que ya llamó a la policía. Motro, un poco más calmado, no puede creer que acaba de litigar con una fémina de la comunidad LGBTT EN EL MEDIO DE LA CALLE CON UNAS CROCS, PIJAMA Y CAMISILLA.
En lo que llega la policía, que se tardó aproximadamente 25 minutos, los amigos de Karlomagno, lo que llamaríamos unos patos bien rebuleros y cacos, apoyaban a Motro:
“Esa cabrona, esa jodía bucha que se cree. Hazle, hazle la querella, que se cree bien machito ella, vamua joderla puñeta.”
“Hazle pasar el bochorno por cabrona”
11:19pm: Yamilka, Taniushka Marie y las otras tres mujeres del CAFRONDA SQUAD se fueron a la fuga, con los cristales de su Suzuki abajo, al ritmo de Wisin y Yandel. Aparentemente, los 6 homosexuales que habían allí, una mujer y los dueños de El Fogón de Ana, las auyentamos y cogieron miedo. Buche y pluma na’ máj coño.
11:31pm: Llega la policía. Se le informa a los oficiales, luego de varias preguntas, todo lo ocurrido y se hace la querella de amenaza. Se van los policías, dámos las gracias y todo tranquilo. Del Fogón de Ana, al tiempo, sale una mujer, con un vestido muy muy verde y pegado a todo su cuerpo (cuando digo todo, es todos el cuerpo, incluyendo zanjas, chichos, y rotos) gritando:
“Mira Ana, aquí tengo ya mi comida!”
Okay, ahora imagínensela tomando de una cerveza gigante tapada de una bolsa de papel, bien borracha y con un acento dominicado bien, bien loud.
“Mira Ana, aquí tengo ya mi comida!”
Se acerca a nosotros, y comienza a hablar de cómo su doctor había recomendado que tomara algo para su catarro, y que ahora le podía decir, señalando la botella “Mire la patilla aquí dotol! Eto cura de toíto.”
Se le cuenta sobre lo acontecido, a lo que ella responde:
“Esaj diblaj etaban emperika o embolla, esa son de lo bajo mundo como yo, si si si”
Motro comenta, que probablemente iban felizmente de camino a Angelus Café o a Cups para darse una perriaíta o par de tragos más. Su partner in crime Noej, que se encontraba también allí, comenta que probablemente se metían a un prostíbulo de mala muerte y no salían hasta mañana. Nuestra amiga pintoresca, con el mismo acento y tufo, responde: “Ey ey ey, me deja lo protíbulo quieto, eso de protíbulo eso e lo mío, lo de lo bajo muuuuuuundo”
Sobre el tema del estacionamiento, comentaba nuestra hermana dominicana:
“Ese viejo, dueño de ete edificio, e un sucio, el coje pone un drón, pa tapal dique lo parkin, y cobra 7 peso el viejo freco. Yo cojo, yo le quito lo dron, y llamo a la gente, ey aquí eto e graaati, eto e grati. Si me pelea yo le digo ‘eto e der pueblo señor, eto e der pueblo, el edificio, el edificio e suyo, pero eto e der pueblo coño”
“Santurce es tan lovely” comentaría Maleante de Cartón, si hubiera estado allí en ese preciso momento, en vez de estar en el Sex Shop trabajando.

(Espera la parte final...)

3 comentarios:

DarK SouL dijo...

"eso de protíbulo eso e lo mío, lo de lo bajo muuuuuuundo”

LOL!!! What in the fucking hell?!?!?!?!

DarK SouL dijo...

Coño pon la parte tres ya!!!!, no puedo bregar con la espera!!

>>Maleante de Cartón dijo...

“Ey ey ey, me deja lo protíbulo quieto, eso de protíbulo eso e lo mío, lo de lo bajo muuuuuuundo”<--“Santurce es tan lovely” *sigh* ... por eso yo quiero irme a vivir a Santurce.